El primer evangelista

Print Friendly

Varias veces hemos citado en este blog a San Marcos; cuando hablamos del “secreto mesiánico” o cuando nos referíamos a la muerte del Papa de la Iglesia Copta, cialis sucesor directo de San Marcos. La tradición dice que murió un 25 de abril en el año 68, viagra por esa razón la Iglesia celebra hoy su “dies natalis”.
Históricamente no se tienen datos relativos a San Marcos, sin embargo la tradición identifica al personaje llamado Juan Marcos, que aparece en muchos pasajes del Nuevo Testamento, con el autor del Evangelio que lleva su nombre.
La primera referencia puede ser autobiográfica, pues en el evangelio se habla que “un cierto joven le seguía [a Jesús] envuelto en una sabana sobre el cuerpo desnudo” (Mc 14, 51), cuando Jesús es apresado en el Huerto de los Olivos. Si es correcta esta identificación era un niño o jovencillo cuando Jesús fue condenado a muerte.
En los Hechos de los Apóstoles es citado en numerosas ocasiones, la primera de ellas cuando Pedro después de salir milagrosamente de la cárcel “se fue a la casa de María, madre de Juan, por sobrenombre Marcos, donde muchos hermanos se hallan congregados en oración” (Hch 12, 12).
Citado solo como Juan aparece en la descripción del primer viaje de Bernabé y Pablo. “De Pafos navegaron Pablo y los suyos, llegando a Perge de Panfilia; pero Juan se aparto de ellos y se volvió a Jerusalén” (Hch 13, 13).
No pudo participar en el segundo viaje de Pablo, siendo además la causa de la separación de este con Bernabé, que “quería llevar consigo a Juan, de sobrenombre Marcos. Pablo juzgaba que no debían llevar consigo a uno que los había abandonado en Panfilia y no los había acompañado en la tarea. La disensión resultó tan violenta que se separaron, y Bernabé, tomando a Marcos, se embarcó para Chipre. Pablo eligió a Silas y partió, encomendado al favor del Señor por los hermanos.”(Hch 15, 37-40).
Pablo cita varias veces a San Marcos en sus Cartas, en la enviada a los colosenses cuenta que Marcos es primo de Bernabé (Col 4, 10), en la segunda a Timoteo pide que le lleven a Marcos “que me es muy útil para el ministerio” (II Tim 4, 11) de lo que se deduce que ya ha perdonado la desafección anterior de Marcos. En la pequeña carta que dirige Pablo a Filemón, le manda a este saludos de Marcos y otros, a los que denomina “mis colaboradores” (Flm 1, 24).
Vemos como Marcos se ha convertido en un colaborador de Pablo, como también lo es de Pedro en Roma, quien llama a Marcos hijo en su primera carta (I Pe 5, 13).
Se le considera el autor del más breve de los evangelios, con dieciséis capítulos, siendo Papías, Obispo de Hierápolis, quien en la primera mitad del siglo II, indica por primera vez esta autoria, que reproduce Eusebio de Cesárea en su Historia Eclesiástica “Marcos, que fue intérprete de Pedro, escribió con exactitud todo lo que recordaba, pero no en orden de lo que el Señor dijo e hizo” (H.E. III, 39).
Marcos, al escribir su evangelio en Roma y dirigirse a cristianos que no proceden del judaísmo, se propone demostrar que Jesús es Hijo de Dios.
Para Marcos, Jesús es el Mesías que restaurara la hegemonía de Israel sobre los demás pueblos de la tierra, algo que no entienden los no judíos, por eso Marcos presenta a Jesús como aquel en quien se realiza la plenitud humana.
A pesar de ser el Evangelio de Marcos el más breve de los cuatro, con solo 661 versículos, presenta en forma condensada muchos pasajes de los sinópticos, revistiendo un singular interés, porque narra de forma exclusiva algunos episodios que permiten comprender mejor los demás Evangelios.
Marcos es el único de los cuatro evangelistas que utiliza la palabra evangelio al comienzo de su obra “Comienzo del evangelio de Jesucristo Hijo de Dios”. Marcos murió en Alejandría de Egipto, cuya iglesia gobernaba, según cuenta Eusebio de Cesárea, “Este Marcos se dice que fue el primero en ir enviado a Egipto y en anunciar el Evangelio que previamente había escrito, y que establecía iglesias, siendo la primera la de Alejandría.” (H.E. II, 16, 1). Según la tradición, fue el primer obispo de Alejandría hasta el año en que fue martirizado. Le sucedió Aniano.
La ciudad de Venecia, que lo tiene por patrono, venera sus reliquias en su Catedral.
El titulo de esta entrada identifica a Marcos con el primer evangelista y es que a pesar de que la tradición de la Iglesia había sostenido que Mateo era el Evangelio más antiguo, en el 1838 de forma independiente y simultánea, los teólogos protestantes alemanes Christian H. Weisse y Christian G. Wilke demostraron que el de Marcos era el primero de los cuatro.